Acierta Cuitláhuac

Las elecciones federales de 2018 fueron el marco para que el electorado y el
magisterio mexicanos rechazaran en las urnas la reforma educativa y su arista más
agresiva, la evaluación docente (de ella, principalmente la evaluación docente para la
permanencia).

Congruente con el mandato recibido, en su discurso de agradecimiento del
domingo 15 de julio en la plaza Lerdo, el gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac
García Jiménez, pidió a las autoridades educativas nacional y local la suspensión de
esas evaluaciones. ¿Se puede? Claro que se puede, lo sabe el gobernador electo quien,
como profesor, luchó en calles y plazas contra la reforma educativa dese el otoño de
2013. Además, hay precedentes de suspensión que en este espacio hemos comentado
en otros momentos. Recordaremos dos:

En la última semana de mayo de 2015, con el más crudo de los motivos, el
motivo de las elecciones federales intermedias que se realizarían el domingo 7 de junio,
mediante el boletín SEP-129 del 29 de mayo quedaron “suspendidas indefinidamente las
fechas publicadas para la realización de los procesos de Evaluación para el Ingreso, la
Promoción y la Permanencia en Educación Básica y Media Superior”. Chuayffet, el
hombre que aplanó el camino para que llegara Nuño al cargo, alegaba que el motivo no
era el de las elecciones federales.

Pasaron las elecciones el día 7 y, puntualmente, el lunes 8 de junio la SEP
arbitrariamente (a su arbitrio), mediante un cierto Posicionamiento del secretario
(bit.ly/2Nsud7R), reanudó las evaluaciones y respondió “tres preguntitas” al leer el
Posicionamiento. Una de las “preguntitas” fue si iba a renunciar. “Dicen que usted va a
renunciar”, dijo el reportero. Chuayffet contestó enfadado: “¿Ah, sí? Dicen que usted se
llama soledad”. Atrás quedaba el tema de la suspensión temporal de las evaluaciones
docentes, y vuelta a la página.

Otra ocasión de suspensión de evaluaciones docente la dio no el ejecutivo
federal sino el “autónomo” Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
En agosto de 2016, por voz de su presidenta Schmelkes, la evaluación docente
programada para noviembre del mismo 2016 se suspendió para realizarse hasta el año
siguiente, 2017. Sólo quedó en pie para los “reprobados” del año 2015. La razón de la
cancelación era que la evaluación estaba mal hecha y que no era correcto aplicarla así.
En aquellas fechas me quejé de que si la evaluación docente para permanencia estaba
mal hecha estaría mal para todos y no mal para unos y buena para otros. A aquella nota
conteniendo la queja (causa de represalias laborales posteriores) la titulé La atroz
filantropía del INEE. Apunté:

“La amnistía filantrópica del INEE perdona a unos pero no a los otros y lo
argumentaré con un párrafo de Borges tomado deEl atroz redentor Lazarus Morell, de su
perfectaHistoria Universal de la Infamia. ‘En 1517 el P. Bartolomé de las Casas tuvo
mucha lástima de los indios que se extenuaban en los laboriosos infiernos de las minas
de oro antillanas, y propuso al emperador Carlos V la importación de negros que se
extenuaran en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas’. Es lo que Borges
califica como la “curiosa variación de un filántropo”. Con estos procedimientos
inverosímiles el INEE exime a unos y obliga a otros a pasar por las horcas caudinas, las
que humillaron al ejército romano en el cuarto siglo antes de Cristo. Horcas caudinas

para docentes repetidores del 2015, variación curiosa de una atroz filantropía para los
docentes del 2016”. Fin de la cita.

Hasta aquí la relatoría hemerográfica de dos suspensiones vía administrativa
de las evaluaciones docentes que no implicaron modificar la ley. Si hubiese existido delito
Chuayffet en 2015 y Schmelkes en 2016 habría caído presos, y para nada. Ahora la toca
el turno al gobernador veracruzano electo García Jiménez proponer lo conducente. En su
mensaje del reciente 15 de julio planteó la suspensión de las evaluaciones docentes
como una humilde petición o sugerencia a las autoridades educativas de la SEP federal,
SEV local e INEE. Planteó “un exhorto a que suspendan las evaluaciones que de último
minuto están tratando de implementar en Veracruz. Por si no se dieron cuenta, en las
elecciones de hace unos días los maestros y las maestras les dejaron un recadito en
cada boleta: no a la reforma educativa”. Ofreció el nuevo gobernador entrevistarse con el
titular de la SEV.

¿Se puede hacer lo que “pidió o sugirió” respetuosamente el gobernador
electo García Jiménez? Se puede, ya se ha hecho dos veces, tal como narramos en esta
nota. Cuitláhuac acierta. Si las autoridades educativas y evaluadoras aludidas por él
desde la Plaza Lerdo dicen que no se puede hacer lo solicitado sería oportuno que le den
un vistazo, aunque sea fugaz, a la hemeroteca más cercana.

Twitter @WenceslaoXalapa

WebMaster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s