La terquedad de la CNTE

RICARDO ROJO

Por contenido de lucha histórica, es muy diferente la terquedad autoritaria mostrada por el presidente electo a la terquedad democrática de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). El presidente figura apenas en 1988 al ingresar al movimiento político Corriente Democrática de los disidentes del PRI, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, que a la postre formaron el Partido de la Revolución Democrática. La CNTE trae consigo la terquedad de la lucha de clases. Es una alternativa histórica que abreva las enseñanzas de los viejos y jóvenes maestros revolucionarios de México y el mundo.

Con su fundación (1979), la CNTE hace suya la bandera de lucha que miles de maestros, obreros, campesinos y estudiantes enarbolaron en las movilizaciones que estremecieron al país en las décadas de los 50, los 60 y los 70, pasando por el movimiento estudiantil de 1968 y la valiente lucha guerrillera de los maestros Arturo Gámiz García, Genaro Vásquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos.

Parafraseando a Luis Hernández Navarro, (El Cotidiano, núm. 168, julio-agosto de 2011), hoy diría acerca de la resistencia -yo agrego terquedad- de la CNTE: Han pasado casi 39 años desde el nacimiento de la CNTE. Han gobernado el país siete presidentes de la república de dos partidos diferentes. Una y otra vez, mandatarios y funcionarios en turno, aliados con los charros sindicales, han tratado de acabar con la Coordinadora. Casi dos centenas de militantes y simpatizantes suyos has sido asesinados o han sido víctimas de desapariciones forzadas; muchos más han sido encarcelados o cesados. Pero no han podido acabar con ella: el movimiento sigue firme. Con altas y bajas, transformándose y reinventándose en el camino, la CNTE ha sobrevivido y se conserva como una poderosa organización político sindical.

Si de terquedad se trata: la CNTE gana en tiempo, en historia de lucha y por sus claras definiciones políticas y teóricas de clase.

Seguramente el enojo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) contra la CNTE, se basa en su formación socialdemócrata y en tarjetas informativas o en reuniones cerradas que tiene con personajes como Esteban Moctezuma Barragán -enclave político de Ernesto Zedillo y Elba Esther Gordillo-, de Alfonso Romo Garza -enclave político de la mafia del poder-, o de César Yáñez Centeno -el encantador y frívolo novio de la Cuarta Transformación-. De no ser así, entonces AMLO está virando peligrosamente a una posición política que, de no rectificarse, conducirá a un inevitable choque de trenes que repetirá la historia de violencia y cerrazón que los gobiernos priistas y panistas aplicaron a la CNTE. Los maestros de México no votaron por un gobierno de sordos, de caudillos o de déspotas.

El gobierno que se va, cerró las puertas del diálogo a la Coordinadora. AMLO las debe abrir. Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, condicionó las pláticas con el regreso a clases. La CNTE inició clases y el gobierno no cumplió. AMLO debe cumplir lo que prometió.

Los foros de consulta por la educación, organizados por el gobierno de transición, iniciaron en Chiapas. AMLO recibió de manos del secretario general de la sección 7 de la CNTE la petición de diálogo. Después de varios foros, aún no hay diálogo con la CNTE. En el foro de Michoacán, la Coordinadora elevó el nivel de su protesta. Ocupó con miles de maestros democráticos el evento, y denunció que el próximo gobierno sólo quería modificar la evaluación y dijo: “la evaluación punitiva no es el único elemento contrario a la educación. Debe abrogarse la reforma educativa: las leyes secundarias, el Instituto Nacional de la Evaluación de la Educación, el Servicio Profesional Docente y el Nuevo modelo Educativo.” (diario Reforma).

Llegó el foro de consulta en Guerrero, el 7 de octubre de 2018. Los maestros de la Coordinadora marcharon por las calles de Acapulco y al llegar al lugar del acto, cientos de personas -entre líderes charros y acarreados- habían copado el lugar. Los organizadores impedían el paso y la palabra a los representantes de la CNTE. Tras el fracaso del foro, Esteban Moctezuma y AMLO han soltado mensajes muy fuertes contra la Coordinadora. Han dicho que es “grupo minoritario”, “encapuchados”, “radical de izquierda”, “conservadora” y “extremista” (discursos en Acapulco, Zacatecas, Toluca y Mérida). Señalamientos similares ha recibido la CNTE por los gobiernos del PRI y del PAN.

En Mérida, AMLO volvió a decir “yo soy muy terco” y que no iba a soltar dinero a las organizaciones que marchan, se movilizan o realizan plantones, como si la lucha de la Coordinadora fuera por dinero y no en defensa de la educación pública, por justicia y por libertad sindical.

La CNTE encendió sus focos rojos en su asamblea nacional celebrada, el sábado 13 de octubre, en Jalapa, Veracruz y prepara su congreso nacional a celebrarse los días 26, 27 y 28 de octubre en la CDMX, tres días antes del último foro educativo que presidirá AMLO en la ciudad de Oaxaca.

La terquedad de la CNTE está sostenida por miles de maestros del país que exigen la abrogación de la reforma educativa. La CNTE es terca porque propone la construcción democrática de un nuevo modelo educativo para el país, la democratización verdadera del SNTE y el castigo a los represores y asesinos de sindicalistas y dirigentes sociales. Hay de terquedades a terquedades.

ricardorojo7819@yahoo.com.mx

15/10/18

WebMaster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s